Mientras tanto, en una universidad de Tailandia…

Esto no es una coña ni un montaje. A unos profesores de la Universidad Kasetsart en Tailandia se les ocurrió utilizar este peculiar sistema para que sus alumnas no puedan copiar.

alumnas en examen con folios en la cara - Universidad Kasetsart en Tailandia

Anterior: Aparta, que la abuela tiene prisa
Siguiente:Juan Rosell y la voluntad de los mercados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar