Me gustan mis errores, no quiero renunciar a la libertad deliciosa de equivocarme (Charles Chaplin)