Ese sentimiento cuando una mujer se sienta al lado de un gordo asqueroso antes que a tu lado en un bus lleno